Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

5 de diciembre de 2009

Cuando cuento las semillas



Cuando cuento las semillas
sembradas allá abajo
para florecer así, lado a lado;

cuando examino a la gente
que tan bajo yace
para llegar tan alto;

cuando creo que el jardín
que no verán los mortales
siega el azar sus capullos
y sortea a esta abeja,
puedo prescindir del verano, sin queja.

Emily Dickinson
Versión de Silvina Ocampo

12 comentarios:

TriniReina dijo...

Prescindir del verano...
No sé, acaso sí, pero desde luego, con muchas quejas.

Besos

fonsilleda dijo...

Prescindir del verano pensado, sin queja, cuando cuento todo lo hermoso que veo...
Bicos.

El Drac dijo...

Toda la pesadumbre de una mujer estoica ante la reclusión; como ya se sabe, las dificultades son los grandes motores del talento y la inteligencia humana. Gracias por compartir este bello poema.

Sakkarah dijo...

Yo no quiero prescindir de el, me encanta...

Un beso.

Chesana dijo...

Quizás prescindir, del verano o de lo que sea, es un poco la vida, esa en la que se van dejando trozos de no sé qué... para terminar siendo nada.

Está claro que hoy estoy un poco "así".

Abrazo fuerte.

Meret ® dijo...

No podria prescindir del verano...
¡Es tan bello!!

Besos.

auroraines dijo...

TriniReina, es una preciosa estación a Emily Dickinson seguro la beneficiaría también dentro de su jardín donde se recluyó
Un beso

Fonsilleda, imposible prescindir de él, ella estaba simbolizando trascender más allá de este mundo
donde no se sentía muy bien.
Un bico

El Drac, como lo decís, el inconformismo y no aceptación de ciertos valores terrenales son impulsores de su obra.
Un abrazo

Sakkarah, a mí también me gusta, seguro a Emily también, paseaba por su jardín y amaba las flores y la naturaleza.
Un beso

Chesana, prescindir del verano si
pero entera, no dejar que te hieran y elevarte, costará pero hay que intentarlo.
Besos

Meret, disfrutarlo y vivirlo.
Un beso

Felix Casanova Briceño dijo...

Auroraines...

Yo puedo prescindir de él, no me importa mucho. De lo que no podría hacerlo es del hermoso Otoño (no tengo remedio, soy un romántico empedernido...), ese Otoño que deja caer sus hojas y sus semillas que pronto florecerán allá por los tiempos más cálidos. Hermosas tus palabras.

Un beso, y que tengas un feliz día.

Ana dijo...

En un sentido metafórico, puede ser.
Veranos que irremediablemente traerán otoños e inviernos. Mejor evitarlos por no helarse después, cuando todo acabe.

Yo adoro el verano. Voy a jurárselo eternamente.

auroraines dijo...

Félix CB., a mí también me gusta el otoño y lo romántico que describiste.
Feliz semana!
Un beso

Ana, en un sentido metafórico si,
imposible renunciar al verano y sus días de sol.
Buen día feriado en España, acá es mañana por el día de la Virgen.
Un beso

reltih dijo...

ufffffffff bello, muy hermoso.
abrazos.

auroraines dijo...

Reltih, una reflexión interesante sobre lo superficial, destacando lo verdadero para Emily.
Un abrazo