Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

28 de agosto de 2011

Tú eres la fuerza de la fuerza...


… Tú dispones los granos de incienso de la felicidad y las charcas salobres de la pena. Sólo queda fuera de tu jurisdicción el tiempo inmóvil y vacío de la melancolía. Por eso yo no creo que tengas edades y estaciones: una mirada, un libro, un río, una canción, una manera de entrelazar los dedos…
… He empezado a escuchar los gritos del silencio. Hay momentos en que dejo de respirar para oírlos mejor, y luego debo respirar más hondo para recuperarme. Un suspenso que vibra en torno mío pone su ala sobre mi boca si hablo, o sobre mi mano si es que estoy escribiendo, para indicarme que ha sonado la hora de prestar atención. Algo que echo de menos y no sé lo que es me desocupa del pasado, como si fuese sólo un punto de partida, y me empuja al futuro, ignorando también lo que será…
… ¿Desde dónde vendrás? ¿Descenderás la cuesta, o subirás del río? ¿Es el Sur, o es el Norte quien te envía? ¿Qué lenguaje hablarás? ¿Bajo qué amable rostro te encubrirás ahora? ¿Tendrás los labios gruesos de la primera vez, la nariz breve de la segunda, los ojos de mar claro de la siguiente, la sonrisa -que dominaba al furor y retenía la gloria- de la última? ¿Vendrás de golpe, como en cierta ocasión, igual que el rayo, o de puntillas, subrepticio así el día y la muerte, o quizá ya estás dentro de mí, y salgas cualquier tarde riendo a carcajadas como un niño? ¿Qué estás haciendo ahora, mientras yo te echo en falta? ¿Me echas tú en falta a mí; en qué trabajas; vacilas; sientes incompletas la noche y la mañana? Cuántas dudas hasta que surjas agitando la alegría lo mismo que un pañuelo…
… Cuando llegues, Amor, tendrás que recibirme como soy, no como te imaginas. Tomarás mi libertad y me darás la tuya. Tomarás mi compromiso y me darás el tuyo. Empezaremos juntos a nacer; pero no será posible desentenderse de los pesados lazos del recuerdo. Yo sé que tus facciones inauguran el mundo: procuraré que no se interpongan entre tú y yo facciones anteriores, la fresca y dúctil piel sobre la que dormí, las caricias a que me acostumbré, los extremados cuerpos que asaltaron mi soledad un día, el deseo que jamás se agotaba y se agotó…
… Quizá eres yo también. Yo, que alargo la mano. (“Alargaba la mano y te tocaba. / Te tocaba: rozaba tu frontera, / el suave sitio donde tú terminas.”) Si es así, no cambies más de cara ni de gesto. Quédate quieto aquí. Mirémonos a los ojos despacio: no más desastres, no más crímenes…
… Si no te fuiste, no te vayas más. No te disfraces; no finjas alejarte; no te hagas el dormido…
… Cuando llegues -si tienes que llegar- entra sin hacer ruido. Usa tu propia llave. Di buenas tardes, di buenas noches, y entra. Como quien ha salido a un recado, y regresa, y ve la casa como estaba, y lo aprueba, y se sienta en el sillón más cómodo con un lento suspiro. Abre cuando llegues, si quieres, la ventana a los sonidos cómplices de fuera, y a la luz, a la favorable intemperie de la vida. El tiempo en que no te tuve dejará de existir cuando tú llegues. Todo será sencillo. Como una rosa recién cortada, se instalará el milagro entre nosotros. No habrá nada que no quepa en mis manos cuando llegues. Tornasoladas nubes coronarán el techo de la alcoba. ¿Dónde están mis heridas?, me diré…Pero escúchame bien: llega para quedarte cuando llegues…


‘El dueño de la Herida’
Antonio Gala
(fragmentos del primer capítulo)

8 comentarios:

Luis G. dijo...

Un fragmento precioso, con palabras preciosas, llenas de esperanza, de buenos deseos, de amor....

Un beso,

Luis.

auroraines dijo...

Luis G., cuando llegue el amor junto al que comenzaremos a nacer e inaugurar el mundo.
Si que debe ser así de maravilloso!
Un beso

RELTIH dijo...

EL CIERRE... NO SÉ, SENTÍ AHOGO...

auroraines dijo...

No temas RELTIH, se refiere a la llegada del AMOR, el que todos deseamos encontrar y que permanezca con nosotros, no los espejismos, sino el verdadero.
Un beso

TriniReina dijo...

Hace tiempo que leí este libro. Creo que es hora de releerlo.

Veo que estás en el mundo de Gala:)

Besos

auroraines dijo...

Yo tengo que leerlo; sí que me atrapa este mundo de Gala!
Besos Trini

El Joven llamado Cuervo dijo...

Impecable. Recién lo conozco.

auroraines dijo...

Curiyú, diferentes historias, algo en común, el amor, al que le escribe Antonio Gala, me encantó este fragmento!
Un abrazo

"Venga por donde venga el amor, lo importante es que cuando llega se quede."