Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

4 de noviembre de 2013

Te quiero...


"Te quiero con toda mi alma y con
todo mi cuerpo, a veces, en las
tardes de lluvia. 

Te quiero a las diez de la mañana, y a las once, y a las doce del día
Luego vuelvo a quererte, cuando nos acostamos y siento que estás hecha para mí, que de algún modo me lo dicen tu rodilla y tu vientre,
que mis manos me convencen de ello, y que no hay otro lugar en donde yo me venga, a donde yo vaya, mejor que tu cuerpo. Tú vienes toda entera a mi encuentro,
y los dos desaparecemos un instante, nos metemos en la boca de Dios... 
Todos los días te quiero."



Jaime Sabines

9 comentarios:

TriniReina dijo...

Como debe de ser. Todos los días. Sin lugar a medianías.

Maravilloso
Besos

ReltiH dijo...

SI, ASÍ DEBE SER.
BESOS

RosaMaría dijo...

Qué hermosura de poemas nos traes! Gracias. Beso.

RosaMaría dijo...

Vuelvo a deleitarme con esta poesía. Saludos.

cora dijo...

bellisimo blog y entrada

saludos

auroraines dijo...

Si TriniReina, eternizando las horas...

"Y más tarde tu mano apretando la mía,
cayéndose tu cabeza blandamente en mi pecho,
y mis dedos diciéndole no sé qué cosas a tu cuello.
Vamos a guardar este día
entre las horas para siempre."

Como debe ser, las manos llenas de la forma de su cuerpo.

Grande Jaime Sabines!

Te dejo un beso y abrazo inmenso!!

auroraines dijo...

Reltih, así es...a todas horas!
Besos

"¿En qué lugar, en dónde, a qué deshoras
me dirás que te amo?"

Jaime Sabines

auroraines dijo...

RosaMaría, tiene pasión su escritura, el quería lograr con sus palabras el ritmo que más se acercara al de la sangre...y lo logró!
Gracias por estar.
Un beso grande!

auroraines dijo...

Gracias Cora por tus palabras, y dejar el camino hacia tu blog.
Un beso