Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

2 de julio de 2009

La Verdad


La Verdad

La verdad suele ser un río sin márgenes,
el vuelo de un águila, alta y a lo lejos
en su cielo de rasos y de orden.
Un chaman en su silencio
busca la labor de las lágrimas
y murmura una canción de oráculos.
Las voces son del viento,
las manos de la niebla,
a veces el dolor se hace remolino,
la discreta sensación ebria de la desolación.

Fernando Sarría (fernandosarria.blogspot.com)
Foto: Lago Fagnano

12 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

es la verdad del cielo escrita en tus versos.. excelente..

Saludos fraternos con cariño
un abrazo muy fuerte

besos

Meiguiña dijo...

Precioso.

Bicos meigos.

auroraines dijo...

AdolfoPayés, la leí hace un tiempo en el blog que dejo la dirección y me llegó muy profundo, porque es así la verdad, un río sin márgenes.
Un abrazo fraterno

auroraines dijo...

Meiguiña, escribe muy bien Fernando Sarría, el paisaje es de un lugar que quiero muchísimo.
Bicos meigos

Sakkarah dijo...

Es muy profunda, me gusta mucho.

Un beso.

auroraines dijo...

Si Sakkarah la verdad que desborda
y te hace sentir como en el vuelo del águila, alta y a lo lejos...aún en la desolación.

auroraines dijo...

Ay Sakkarah, no se si se entendió
Muchos besos

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

A veces el dolor se hace remolino... me gustó esa parte...
Un fuerte abrazo al escritor y otro a vos, cuidate mucho, beso.

MNB dijo...

Muy bonito. Me gusto mucho, también la fotografía y la canción.

Mucha melancolía por los blogs. ???

Abrazos.

auroraines dijo...

Natalia, describe la fuerza de la verdad y sus efectos...
Otro fuerte abrazo y un beso

MNB, tenía la foto y el texto y hoy quizá me dió la melancolía que decís, muy buena lectora ;)
La foto me trae bellos recuerdos.
Un abrazo grande

fonsilleda dijo...

Voy, con tu permiso, a intentar visitarlo. Me han gustado sus palabras.
Dejo biquiños.

auroraines dijo...

Fonsilleda, no lo visito continuamente pero cada vez que entro a su página es un placer leerlo
Biquiños