Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

7 de enero de 2010

Qué hago con mi corazón...


¿Qué hago con mi corazón?
¿Lo dejo que siga inquieto?
¿Lo impugno duro? ¿Lo reto?
¿Lo incluyo en esta canción?
Cuando toda su expresión
es separarse de mí
y hacer todo para sí
sin ni siquiera inmutarse
¿Cómo pudo enamorarse
si yo no se lo pedí?

Eduardo Langagne

15 comentarios:

Chesana dijo...

El corazón siempre va por libre, amiga mía, y por mucho que queramos sujetarlo hará lo que le venga en gana. Las imposiciones no valen con él.

No conocía al autor, así que habrá que investigar. Tú eres la culpable.

reltih dijo...

el corazón tiene mirada coqueta.
un besote.

Paco Alonso dijo...

Sólo los espíritus agrietados poseen aberturas al más allá.
Cuando regresan destellan obras bellas como esta.

Cálido abrazo.

TriniReina dijo...

Dejarlo hacer. No queda otra en estos casos. El corazón no atiende a razones.

Besos

Constance dijo...

Deja que sea libre como el viento y que sus latidos sean el barco donde puedas siempre navegar

Besos de susurros

El Drac dijo...

El amor es un regalo de Dios que nos hace inmensamente felices querida amiga, ¡hasta en el dolor! con el amor somos inmensamente felices. Un abrazo. Linda tu entrada.

Pilar dijo...

no podemos hacer nada, rendirnos: él manda¡¡¡
besos desde Córdoba

Juan Antonio dijo...

Escucha mi corazón el hablara por los dos
Hay bastante amor en mi para los dos, alma mía,
No es necesario que pongas tu parte,
Déjate llevar por el viento de mi sentimiento,
Déjate arrastrar a los confines del sueño eterno,
He reservado una nube para ambos en los cielos…
Besitos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Vendelo, ofrécelo al mejor postor... Yo lo compraría...

Saludos y un abrazo enorme.

Felix Casanova Briceño dijo...

Aurorainés...

Hazle caso a tu corazón. Siempre. Porque si hacemos caso a la mente, quizás nos arrepintamos algún día.
Feliz fin de semana, amiga, y se feliz.

Besos

bixen dijo...

Dices que tienes corazón, y sólo
lo dices porque sientes sus latidos;
eso no es corazón..., es una máquina
que al compás que se mueve hace ruido.

(Gustavo Adolfo Becquer)

Niño Abá dijo...

El amor es esa fiebre inexplicable que va y viene independientemente de la volundad y la razón... GRACIAS A DIOS!!!!

Besos y abrazos..

auroraines dijo...

Chesana, qué claro lo definiste
nada que agregar, es así él corazón nos dirige no existen obstáculos cuando amas, los superas uno a uno
Un beso

Reltih, sí y también mirada pura
Otro besote

Paco Alonso, una nueva mirada reveladora, es un don y compartirlo...
Un cálido abrazo

Trini Reina, dejarlo hacer...
toma el mando de nuestros actos
y permitirnos ser felices.
Un beso

Constance, qué bonito y nuestros sentimientos sean las velas desplegadas al amor.
Un chuic

auroraines dijo...

El Drac, es una sensación hermosa
tendría que ser así permanentemente
Un abrazo

Pilar, seguirlo y vivir plenamente
Besos

Juan Antonio, dejarnos llevar en la tierra o en el cielo particular de los enamorados...
Besitos

La Sonrisa de Hiperión, o dejarlo que siga inquieto. Gracias por la oferta :)
Un fuerte abrazo

auroraines dijo...

Félix CB., es la mejor opción hacerle caso, felicidades
Un gran abrazo

Bixen, suele suceder y lo confunden con latidos, solo son una rutina de movimientos mecánicos y fríos...
Gracias por dejarme las letras de Bécquer :)
Un abrazo grande

Niño Abá, lo dejamos hacer a nuestro corazón y vamos donde nos lleve... qué lindo tener esa fiebre!
Más besos y abrazos