Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

26 de abril de 2012

Olor de amor



Hueles de una manera diferente.
Amar es una forma de olor. El cuerpo impone
su presencia de aroma que subleva
esa selva, ese bosque
que somos.
No te veo.
No llego a tu contacto. Llegan flores
raras, deshechas, invisibles.
Certidumbre de ti en medio de la noche.
Un salvaje rosal es tu olor. Una
paloma es, y su vuelo recorre
hasta mí el aire. Una
profunda cabellera esparcida en el borde
de mi memoria.
Tu enredado aroma
entre mis dedos algo tuyo esconde.
Hasta mi llegas cada día hecha
olor enmarañado de azucenas y áloes.
Trasminas existencias. Te declaras
realidad amorosa que responde
a mi busca. Llamada
que su contestación en mi recoge.
Rastro exhalado, huella
reconocible, evanescente torre
de olorosa verdad. Humano aroma
de mujer junto al hombre.
Amar es una forma de olor. Llegas
fragante. Llego. Nos acoge
la onda que huele a vida enamorada,
a claveles que en dos bocas se rompen.


Carlos Edmundo de Ory









14 comentarios:

TriniReina dijo...

Que el amor nunca cese de aromarnos.

Qué poema tan hermoso.

Besos

Gilberto Cervantes dijo...

Un poema bellisimo auroraines!

LLevo un rato paseando entre los rincones de tu blog y megusta lo que veo. Te sigo sin dudarlo!

Las puertas de mi blog estan abiertas para cuando quiereas llegar.

Besos y se feliz!

Ana dijo...

No puedo estar más de acuerdo. Bellísimo poema.
No lo conocía, lo hubiera recordado.
Gracias, Inés.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima amiga Auroraines:

Cada cierto tiempo, y muy regularmente, en mi marcador internacional de visitas del blog leo cuando alguien desconocido me visita: "Vía Auroraines", y te agradezco siempre las líneas mías que has puesto en la margen derecha de este espacio, tan puro y bueno que también nos permite, como dice Ana, conocer textos necesarios, como el de este poeta Carlos Edmundo de Ory.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino

auroraines dijo...

TriniReina, que no cese el olor de amor, de mujer junto al hombre, alquimia necesaria que le da sustento y lo hace fragancia de vida enamorada.
Es hermoso!
Besos

auroraines dijo...

Gilberto Cervantes, encantada del contacto, esta noche me dedicaré a visitar amigos de blog por supuesto estarás incluído.
Me alegro que hayas pasado un buen momento con la selección de poesía del mío, yo misma hago esa incursión retrospectiva cada tanto para deleitarme en las letras y la vida contenida en ellas, ese halo de posible realidad o invocación a que suceda, amores de poetas que deslumbran y hacen soñar.
Felicidades!
Besos

auroraines dijo...

Ana, es un hermoso poema que nos hace aspirar la esencia del amor, aroma que da certidumbre del otro, de su existencia respondiendo a nuestra llamada.
No recuerdo haberlo publicado antes.
Un beso

auroraines dijo...

FRANK RUFFINO, me gustan los cielos estrellados y cada línea de lo que escribiste es como una estrella alumbrando, también este gesto tuyo que tiene el brillo de la amistad y la poesía.
Me da gusto saber que soy una vía para llegar a otros amigos.

Un gran abrazo en Amistad y Poesía Verdaderas

MuCha dijo...

El aroma al amor es el olor del olvido

auroraines dijo...

MuCha, un aroma único como el amor, el aroma de su presencia que se impone, en otros casos del olvido cuando dejó de ser.
Un beso

apm dijo...

Preciosisimo el poema de Carlos Edmundo de Ory ... si amar es una forma de olor, desde luego es a claveles de dos bocas que se besan.

Mil besitos gordotes

Jurema dijo...

Hola.

Que esos perfumes jamás desaparezcan de nosotras.
Partículas de dioses en celo!

Un abrazo

auroraines dijo...

apm, dos cuerpos por la senda del amor, olor y sabor a vida enamorada.

Cariños, más besitos gordotes

auroraines dijo...

Jurema, partículas que atraen, unen a una mujer y a un hombre embriagados de olor de amor.
Un abrazo!