Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

19 de abril de 2014

Fragmentos




Convertía la distancia más lejana en algo cercano, transformaba lo complejo en algo simple y alejaba toda clase de temores y de penas, aún habiendo en ello una cierta sensación de profunda aflicción, como si uno supiera que nunca, en todo lo que le quedara de vida, viviría un instante como éste, y que al momento siguiente lo perdería y ya jamás sería capaz de recuperarlo. Y, sin embargo, no era así como transcurría todo, porque este instante dominante seguía y seguía existiendo.

Y aquí, de pronto, estaba aquel nuevo comienzo... más terrible y maravilloso que todo cuanto hubiera podido soñar, incluso en un momento de demencia.
 


Way Station
Clifford D. Simak

4 comentarios:

AdolfO ReltiH dijo...

A VECES SUPERAR LO VIVIDO, ES TAN TREMENDAMENTE INCIERTO...!!
BESOS

http://enancasdelarazon.blogspot.com/

auroraines dijo...

Tiene que haber una atracción especial, un sentimiento de pertenencia, aunque muchos digan que no, el otro es tu patria, tu casa, tu cama a la noche y el punto donde confluyen tus coordenadas de vida.
Besos! ;)

Skyline Spirit dijo...

pretty nice blog, following :)

auroraines dijo...

Thanks Skyline for following me.
Greetings