Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

12 de febrero de 2009

Aprendí


aprendí a amar al animal que hay en mí

ese que camina, mira el horizonte,

se oculta para protejerse del predador

y sale a lo inesperado cuando el viento

se lleva su aroma

conozco a mi animal,

lo tengo domado.

vive en mi pecho, no escondido,

junto a mi corazón.

No va a comérmelo

porque está mansito y sabe

que puede salir

cuando no haya qué temer

en el camino.

él juega donde quiera que yo vaya,

así lo tengo distraído

y se divierte en la danza

cuando es oportuno

por eso

su algarabía de fiera

es dulce y persiste

aunque en la selva conviva con la espina



Autora: Mercedes Gómez de la Cruz
Pintura: Basilio González

2 comentarios:

Ana dijo...

Con uno de estos animalitos interiores y la coraza del poema del otro día puede que nada represente un peligro ante nuestros ojos...
Voy a buscar el mío y lo mimaré. Casi seguro que es un buho.

Sobre el autor del dibujo sé mucho. Lo conozco realmente bien. No sólo por este medio, también le conozco en persona.
Ese tigre ni asusta siendo Vigo su autor...por muchos colmillos que le pusiera. Vigo tiene un gato en su interior.
Un abrazo para Vigo y otro para ti Inés.

Inés dijo...

Mi animal preferido es el caballo, en el horóscopo soy mono y para la poesía el indicado era ese tigre de Basy. El búho entre sus características dicen que es solitario, inteligente y vidente, las dos últimas creo van con vos, la videncia te permite plasmar tan acertadamente lo que pintas.
Ví todo lo que creaste, también Basy.
Otro abrazo, gracias por pasar