Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

19 de febrero de 2009

DESDE EL ABISMO


quiero contarte este amargo dolor
como decirte que extraño tu voz?
como explicar que es dificil vivir?
solo quisiera que estes junto a mi.
verte jugar, verte reir.
gota tras gota de mi me olvide,
siempre tus ojos preguntan porque,
desde el abismo, es todo tan gris
es mi manera de sobrevivir
quiero olvidar quiero volver a empezar.
ay! si lo fuera de luchar
y tu alma de niño te hiciera volar
de tantas cosas te podrias escapar
si me enseñaras a amar.
quiero contarte este amargo dolor
como decirte que extraño tu voz?
como explicar que es dificil vivir?
solo quisiera que estes junto a mi.
quiero olvidar, quiero volver a empezar
.


Tormenta
Desde el Abismo

6 comentarios:

Inés dijo...

El sábado cambio.
Vamos a darle un tiempo a otro sentimiento.
Saludos

Juan Antonio dijo...

hoy la luna brilla distinta, diferente; creo que me mira, pienso que desde allí arriba se ve todo desde una perspectiva maravillosa, quisiera estar allí aunque solo fuera un minuto.
Tú y la luna,
tan bellas,
tan enigmáticas,
tan lejanas e inaccesibles
para este mortal
Hoy la luna brilla distinta.
Un saludo desde la luna

auroraines dijo...

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.

No hay mejor estimulante que la luna en dosis precisas y controladas.

Hoy paso un poeta por aquí, y me dejó de regalo rayitos de Luna, gracias Juan por tu visita, abrazo grande
Inés

Ana dijo...

Casi ni me atrevo a respirar...
Es triste pero muy especial.
La voz le va muy bien y la propia música.
Un abrazo.

Inés dijo...

Ana, y mirá lo que encontré es para vos

Un pedazo de luna en el bolsillo
es el mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama.
Un beso

Ana dijo...

Ahora que me has regalado ese trocito de luna voy con cuidado para que no descubran mi secreto...
Me cuidaré de deslumbramientos y reflejos.
Muchas gacias Inés, amiga del fin del mundo.