Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

2 de mayo de 2009

Intima



Yo te diré los sueños de mi vida

en lo más hondo de la noche azul...

Mi alma desnuda temblará en tus manos,

sobre tus hombros pesará mi cruz.



Las cumbres de la vida son tan solas,

¡tan solas y tan frías! Yo encerré

mis ansias en mi misma, y toda entera

como una torre de marfil me alcé.



Hoy abriré a tu alma el gran misterio;

ella es capaz de penetrar en mí.

En el silencio hay vértigos de abismos:

yo vacilaba, me sostengo en ti.



Muero de ensueños; beberé en tus fuentes

puras y frescas la verdad; yo sé

que está en el fondo magno de tu pecho

el manantial que vencerá mi sed.



Y sé que en nuestras vidas se produjo

el milagro inefable del reflejo...

En el silencio de la noche mi alma

llega a la tuya como un gran espejo.



¡Imagina el amor que habré soñado

en la tumba glacial de mi silencio!

Más grande que la vida, más que el sueño,

bajo el azur sin fin se sintió preso.



Imagina mi amor, mi amor que quiere

vida imposible, vida sobrehumana,

tú sabes que si pesan, si consumen

alma y sueños de olimpo en carne humana.



Y cuando frente al alma que sentía

poco el azur para bañar sus alas

como un gran horizonte aurisolado

o una playa de luz, se abrió tu alma:



¡Imagina! ¡Estrechar, vivo, radiante

el imposible! ¡La ilusión vivida!

Bendije a Dios, al sol, la flor, el aire

¡la vida toda porque tu eras vida!



Si con angustia yo compre esta dicha,

¡bendito el llanto que manchó mis ojos!



¡Todas las llagas del pasado ríen

al sol naciente por sus labios rojos!



¡Ah! tú sabrás mi amor; mas vamos lejos,

a través de la noche florecida;

acá lo humano asusta, acá se oye,

se ve, se siente sin cesar la vida.



Vamos más lejos en la noche, vamos

donde ni un eco repercuta en mí,

como una flor nocturna allá en la sombra

me abriré dulcemente para ti.



Autora: Delmira Agustini





10 comentarios:

Marro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adolfo Payés dijo...

que ternura de poema. nos entrega precioso..

que bello leerte a estas horas de la madrugada.. una caricia al alma..


saludos fraternos
con mucho cariño

un abrazo inmenso
que tengas un buen fin de semana

Marro dijo...

Muy bonito poema, un gusto leerte
bravo

auroraines dijo...

Adolfo Payés:
Comparto lo que decís, Delmira Agustini, nacida en Montevideo sorprendía a los lectores de su època (1900):
"Expresó sus sentimientos en poesías eróticas, sensuales y feministas, que estuvieron alejadas de la vulgaridad y muy cercanas a la perfección."

Abrazo fraterno

Marro:
Me pareció tan dulce -tiene su carga de sensualidad- lo que distinguió a la autora.
Gracias por tu visita a mi blog.
Un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

No se ni como he llegado a tu blog, pero me ha gustado lo que encontrado...
Saludos!

Ania dijo...

Hola Inés:
muy lindo el poema....que dulce, sobre todo el final.
Lindo fin de semana.
Besotes.

Anónimo dijo...

Muy bella, sensual, enigmática y como la noche, provocativa.

un beso internocturnoceanico


Catar

auroraines dijo...

La Sonrisa de Hiperión, lo importante que llegaste, gracias por dejar tu huella.

Ania:
Si, es de una sinceridad y entrega desde la primera palabra

"Yo te diré los sueños de mi vida..."

Catar, todo lo que pusiste y por sobre toda las cosas la pureza del sentimiento

Buen fin de semana. Un abrazo

Sakkarah dijo...

Qué bonito es el amor...y que bien escribe Delmira.

Mucho sbesos.

auroraines dijo...

Si Sak es muy importante, el de pareja, de los hijos, quienes uno espera que lo quieran y también quien menos te lo imaginas, todos
que bonito sería!
Buen fin de semana :)
Besitos