Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

14 de mayo de 2009

Sentir


¿Medir nuestros
sentires? ¿Acaso
no hay medida para el miedo del alma?
Su luz arrecia, irreversible.
El colibrí se nutre de la flor, nosotros
de deseo. Miro en silencio el cielo.
Un vuelo ocasional dispersa lo violeta del paisaje
para un sol que de golpe húndese
sin percibir que ya antes ascendía.


Autora: Jeannette Clariond

Foto: Camino al Martial Ushuaia


7 comentarios:

Sakkarah dijo...

Es cierto que el sentimiento no puede medirse...

Besos.

Habitaciones rojas, pensamientos negros dijo...

Los sentimientos son incomensurables... Su medida es el sentir mismo.

Besos rojos sin medida,
HR.

Anónimo dijo...

Oh!!!!!! Ese camino al Martial con nieve.
¡Maravilloso!
Qué ganas tengo de regresar algún día.
Lindo, todo lindo.
Un abrazo
Beatriz

Juan Antonio dijo...

Querida amiga te envió un ramo de abrazos....
para que cuando los tropiezos te dificulten el andar,
sean los ánimos una esperanza
que te ayuden a continuar.
Te envió una estrella joven y brillante....
para que cada vez que el sol descanse,
sea esa fiel luz, la que te acompañe.
besitos

El Viejo @gustín dijo...

...nosotros
de deseo. Miro en silencio el cielo.
Un vuelo ocasional dispersa lo violeta del paisaje...

Guauuuu

1 beso

El Viejo @gustín dijo...

hermosa Música

auroraines dijo...

Sakkarah, imposible medirlo sabemos que está y de acuerdo como se siente
tenemos idea de su magnitud que no es para todos igual...
Muchos besos

Habitaciones Rojas,Pensamientos Negros, así como lo describís es
sin medida y depende la extensión que querramos darle...
Besos rojos sin cuenta :)

Beatriz, es un contraste maravilloso de colores, seguro volverás y si probaste calafate como dicen seguro lo harás!
Un beso

Juan Antonio, que ambiente más cálido dejas con tu ramo de abrazos, graciasss y la estrella alumbra mi cielo.
Besos

Viejo Agustín, guauuu con nuestros deseos, involucran todo los niveles
los que quieras interpretar, la autora es filósofa, son esos deseos los motores que nos impulsan
Un besote