Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

9 de junio de 2009

Eterna presencia




No importa que no te tenga,
no importa que no te vea.
Antes te abrazaba,
antes te miraba,
te buscaba toda,
te quería entera.
Hoy ya no les pido,
ni a manos ni a ojos,
las últimas pruebas.
Estar a mi lado
te pedía antes;
sí, junto a mí, sí,
sí, pero allí fuera.
Y me contentaba
sentir que tus manos,
me daban tus manos,
sentir que a mis ojos
les debas presencia.
Lo que ahora te pido
es más, mucho más,
que beso o mirada:
es que estés más cerca
de mí mismo, dentro.
Como el viento está
invisible, dando
su vida a la vela.
Como está la luz
quieta, fija, inmóvil,
sirviendo de centro
que nunca vacila
al trémulo cuerpo
de llama que tiembla.
Como está la estrella,
presente y segura,
sin voz y sin tacto,
en el pecho abierto,
sereno, del lago.
Lo que yo te pido
es sólo que seas
alma de mi ánima,
sangre de mi sangre
dentro de las venas.
Es que estés en mí
como el corazón
mío que jamás
veré, tocaré,
y cuyos latidos
no se cansan nunca
de darme mi vida
hasta que me muera.
Como el esqueleto,
el secreto hondo
de mi ser, que sólo
me verá la tierra,
pero que en el mundo
es el que se encarga
de llevar mi peso
de carne y de sueño,
de gozo y de pena
misteriosamente
sin que haya unos ojos
que jamás le vean.
Lo que yo te pido
es que la corpórea
pasajera ausencia
no nos sea olvido,
ni fuga, ni falta:
sino que me sea
posesión total
del alma lejana,
eterna presencia.



Pedro Salinas

18 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Hermoso poema muy sentido..

en el alma lejana de tu presencia..

un abrazo
saludos fraternos con cariño
besos

Trini dijo...

Porque no por más ausencia, el que ama siente, menos amor...

Grande Salinas.

Besos

fonsilleda dijo...

¡Casi nada! (con un sentido del humor un poco retorcido y bobo, lo sé, pero es que...).
Precioso poema de Pedro Salinas que refleja intensamente, lo que es es el amor, lo que desea el/la enamorado/a, lo que debería ser la entrega... para el ánima.
Bicos

Juan Antonio dijo...

Hoy, roto mi letargo de espera siento que vos sos:
mi pequeño y tierno MILAGRO de amor...
Hoy extiendo mis alas en este vuelo juntos,
tenaz y convencido,donde el viento como un travieso aliado,
nos eleva en direcciòn a ese horizonte luminoso tan soñado..
Hoy el vuelo, mi vuelo, amor, tiene tu nombre..
y la palabra AMOR cobra el mas bello y total de los sentidos:
Te amo!
BESITOS

auroraines dijo...

AdolfoPayés, estar en quien te ama
qué la ausencia pasajera no sea impedimento, muy sentido sí.
Un abrazo

TriniReina, después de leerlo a Salinas es como que la ausencia le hizo ver con qué intensidad ama.
Me encantó escucharte recitar, felicitaciones!
Un beso

Fonsilleda, lo describiste tan bien, ahora es él quien necesita que le den presencia.
Bicos

JuanAntonio, tus palabras se complementan con Eterna Presencia, despertaste al milagro de amar y hay alguien en tu corazón.
Gracias por tu poesía
Un beso

Habitaciones rojas, pensamientos negros dijo...

Maravilloso poema el que nos regalas hoy auroraines...

Besos rojos,
HR.

febade dijo...

Lo que yo te pido
es que la corpórea
pasajera ausencia
no nos sea olvido,
ni fuga, ni falta:
sino que me sea
posesión total
del alma lejana,
eterna presencia.


No puedo imaginar lo honda de tu pasión, la expresión donde se funde tu deseo.

Muy bueno.

auroraines dijo...

HabitacionesRojas, la necesidad del otro en todo su ser, me encantó
Besos rojos

Febade, es el deseo de posesión total del alma lejana, pasión y deseo en las letras de Pedro Salinas
que bien se pueden trasladar a propias vivencias al leerlas o como cuando escuchamos una canción e imaginamos. La magia de palabras bien puestas para hace soñar ;)
Un beso

Sakkarah dijo...

Siempre es muy profundo Pedro Salinas. Es un poeta que me encanta. Es para leerlo despacito.

Un beso.

auroraines dijo...

Sakkarah, te va llevando en cada verso hasta lo más profundo de su sentir o te eleva hasta lo maravilloso de amar así.
Besos

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Uyyyyyyyyy que triste... está bello, hay un montón de sentimientos incrustados...
Muy bello ariño.
Cuidate mucho si.
Besitos y abrazos.

auroraines dijo...

Natalia, triste la ausencia queriendo de esa manera, o necesaria para que tuviera conciencia de que no solo la quería a su lado ahí afuera, también la lleva en su corazón.
Mi cariño, cuidate y besos de presencia siempre...

Francisco Javier DC dijo...

Estuve fuera unos dias, anoche llegué a casa agotado de hacer kilómetros, desperté ahora y tomando un café abrí para leerte y encontré a Salinas...

"Es que estés en mí
como el corazón
mío que jamás
veré, tocaré,
y cuyos latidos
no se cansan nunca
de darme mi vida
hasta que me muera."

No reflexioné jamás sobre no poder ver a mi corazón latiendo... y la fuerza del poema alejo de mí el cansancio.

gracias, tu post hizo que mi café arrojase fuertes sabores de una eterna presencia, no la podré olvidar ni cuando muera, ya tengo un corazón preparado para llevar conmigo al Averno.

besos.

auroraines dijo...

Jajaja, Franz la última parte es de película, antes de llegar al Averno atravesarás el río Leteo tu corazón llegará pero lo recordarás?

Me alegro que las letras de Salinas y su conciencia del amor hayan estado presentes en tu desayuno.
Un beso

Francisco Javier DC dijo...

De pelicula.. y literatura, claro que lo es.

Y debes de saber que recordaré todo, no pienso dejar mi mente en ningún Purgatorio carente de energia, esperando el perdón de mi alma, no sabría a qué dios perdirselo; llevaré paraguas y botas con suelas antideslizantes :))

besos.

auroraines dijo...

Franz, de tu literatura que está poblada de recursos y matices diversos, que hasta del Purgatorio te salvás, de Dios no se.
Por esa determinación y así equipado tu corazón y presencia llegarán donde quieras.
Un beso

Al Hrrera dijo...

Una lectura muy interesante y emotiva.

Me dejaste encantado. Delicioso.

auroraines dijo...

Es tierna, reveladora y de mucha presencia. Como tu paso por mi blog AlHrrera, te dejo mi abrazo