Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

18 de abril de 2009

Biología Humana


Apenas el trazado de un dedo sobre el agua,

el levísimo rastro de un aroma, un sonido,

la imperceptible huella de un insecto

que pasa y ya no es vida

y a nadie dió dolor.


Ése es tal vez tu paso,

por esta geografía de tierra blanca y mar,

de cielo abierto y mar sobre la vista alzados.


Autora: Pilar Blanco

5 comentarios:

fonsilleda dijo...

¡Qué bonito! y se lee y se ve mejor, acompañado de esa música tan cercana y tan admirada por mi.
Bicos.

Juan Antonio dijo...

Para el que sabe hay muchas formas de amar en el Universo, para el
ignorante muchas formas de sufrir. Una de ellas es no aceptar el fin de una relación...lo que pudo ser y no ha sido...no es nada linda..absolutamente inutil es pues especular, buscar errores propios ó ajenos..Nada más insano para el corazón, que abandonarse a la mente cruel y especulativa. Cuando surja el inevitable recuerdo, lo mejor es aceptarlo con una sonrisa ofrecida a la Divinidad, y cambiar de forma inmediata de pensamiento..De cualquier experiencia, de una forma ú otra el ignorante siempre extrae sufrimiento, el que sabe, mayor capacidad de comprensión, por lo tanto mayor capacidad de amar..Que bello es cambiar entonces la forma de relacionarse con el otro ser, cambiando pasión por compasión, dulzura por gratitud, besos por caricias desde el corazón.. Las lagrimas no se han hecho para quien comprende el amor...
Solo un ser denso, cambia amor por resentimiento...
Los que no comprenden las formas del amor, no pueden aceptar las formas del olvido..
besos

Sakkarah dijo...

Parece leve el paso, pero seguro que pesa mucho.

Un beso.

El viejo farero dijo...

Tienes un blog precioso, es una delicia leer en él con esta música de fondo. Gracias por tu visita al mío y por dejar un caminito desde alli hasta aqui.

Un saludo.

auroraines dijo...

Fonsilleda, pasa y toma un café como nos invitas en tu casa, cada vez que te visito salgo enriquecida con tus relatos.
Un bico

Juan Antonio, creo que el primer momento de sufrimiento es igual e inevitable para todos, pero hay que aprender a aceptar las formas del olvido.
Un beso

Sakkarah, debemos alivianar nuestra mochila o equipaje para hacer el recorrido más llevadero.
Otro beso para vos

Farero, tengo que volver, me gusta la figura del faro, en un ratito voy.
Un abrazo