Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

23 de agosto de 2009

Mensajes


Cómo amaba los manuscritos de tus manos
en la alfombra
en la mesa de todos los días
en los mansos atardeceres
en el polvo de la ventana
en la monótona arena de la playa
Mansas manos
mensajes monosilábicos
Pero nunca supiste qué palabra escribías.

Cristina Peri Rossi

16 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Wow hermoso poema.. nos entregas..
Gracias ..

Saludos fraternos
Un abrazo

Que tengas un buen inicio de semana

TriniReina dijo...

Espero que, aunque no la supiera, la sintiera...

Besos

Tomasson dijo...

Me resulta triste pensar que esas manos que tanto ofrecían no sabían si quiera lo que sentían. Muy lindo poema

Normis dijo...

Cuanto sentimiento , cuantas sensaciones .... es de esos escritos que nos deja pensando mucho !!!
un abrazo dominguero amiga

DIAVOLO dijo...

Él no supo qué palabra escribía, pero... ella lo entendió?

Sakkarah dijo...

Malo es escribir sin sentir...

Un beso, guapa.

Ninfa Azul dijo...

Sentir,saber, escribir,plasmar sentimientos,lo importante es entender,que llegue muy dentro lo leido,que te sienta pensativa,en lo leido..si eso sucede..sabes lo que escribes.
Un besito y buena semana.

auroraines dijo...

Adolfo Payés, gracias por tus deseos, buena semana...
Un abrazo

Trini Reina, que haya sido verdadero, sino sería más lamentable todavía...:(
Besos

Tomasson, a mí también me deja esa sensación de tristeza, cuando en una relación uno solo quiso.
Un abrazo

Normis, si hace pensar, no deberían ser monosilábicos los mensajes, algo está pasando si es así...
Un besito

Diávolo, habrá entendido que era una relación que no prosperaría .
Un beso

Sakkarah, hay que ser sinceros y se evitan confusiones.
Muchos besos

Ninfa Azul, que cada palabra sea pensada y verdadera, si hay monosílabos no hay seguridad en el mensaje ...
Buena semana, otro beso

Ana dijo...

Qué aburrimiento de hombre...!!
Hoy no me lo tomo con filosofía, voy al grano.

Besos, Inés.

Juan Antonio dijo...

Este poema me recuerda a mi abuela Ángela nos ofrecía bombones rellenos de licor que a nosotros, naturalmente, no nos gustaban (nunca entendí quién los fabrica ni con qué propósito: no le gustan a nadie en todo el mundo). Pero teníamos que decir que sí. «Los metes en el bolsillo y luego se los regalas a alguien», decía mi madre. Ese alguien también decía que sí por compromiso, y luego se los pasaba a otro y ese a otro, y así andaban estos bombones recorriendo el mundo como la falsa moneda de la copla «de mano en mano» y sin que nadie se los quedase. Eso podría, decirse que en un amor monologista por que a mi abuela estaba enamorada de esos bombones, los amaba, pero nuestro amor no era correspondido, porque sinceramente estaban malísimos, jejejej
Besitos

fonsilleda dijo...

¡Qué más da cuál fura la palabra!.
Servía para llamar la atención, su atención, era necesaria para que los ojos se posaran en la mesa sobre la que descansaban atardeceres y manos.
Precioso, en su brevedad.
Bicos.

auroraines dijo...

Ana, pienso como vos, ser conejito de indias de un indeciso el cual puede dejar tu corazón roto de por vida, aunque el tiempo cicatriza te deja el sentimiento de haber sido usada. -Creo que se me fué la fisolofía a mi también-
Besos

auroraines dijo...

Juan Antonio, tu abuela les invitaba lo que para ella era delicioso (a mí también me gustaban), pero por su sabor seguro no era para los niños.
Era un monólogo y también un acto de amor al recibirlo, yo con mi abuela tuve otro tipo de relación si no me gustaba se lo decía.
Un besito

auroraines dijo...

Fonsilleda, me encanta tu mirada que descubre lo que de verdadero hubo, llamar la atención, si eso fué...
Un bico

Alma Mateos Taborda dijo...

Bellísimo poema y estupendo tu blog. Felicitaciones!! Un abrazo.

auroraines dijo...

Gracias Alma por tu visita.
Un beso