Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

29 de marzo de 2009

MAREA DE MI CORAZÓN ...





déjame ir

en las ligustrinas


como un insecto o como la

misma ligustrina en el rumor

en el rasante

vuelo de las

golondrinas alrededor

de los aleros en la música

minimal donde se hunde

mi vecino mientras tapiza

con golpecitos los respaldos

de las sillas en el sol

rasgado por la brisa

no ser lo otro

lo que mira. Desligarme

del ser hacia aquel

estar mayestático de

la dicha. Alfombra

de orquídeas diminutas

sobre el pasto florecen

antes que la máquina

cortadora de césped

las arrase ¿aprendieron?

Corolas violáceas

enjoyadas que emergen

en cinco días de sus tallos

aprendieron la brevedad?

de la vida sin ser

lo otro que del origen

nos aparta.

Diana Bellessi







8 comentarios:

Sakkarah dijo...

Quién pudiera volar como las golondrinas...

Un beso.

Ania dijo...

Hola:
Vi tus comentarios en mi blog. Muchas gracias por visitarme.

Que Hermoso!!!
La pintura bellizima.
te estoy leyendo ya que soy tú nueva seguidora.
Cariños.Xauuuuu

auroraines dijo...

Sakkarah:
Sería hermoso poder hacer el vuelo rasante y observar desde otra perspectiva.
Besos

Ania:
Bienvenida, nos leeremos, la entrada tuya de la leyenda del Calafate me encanta!
Un beso

Ana dijo...

Normalmente voy con la marea, en su vaivén, casi a la deriva.
Disfruto de esta lectura aunque ahora gobierne el barco con tesón...

¡Cuánta paz!

Besos!!!

auroraines dijo...

Bien Anita que te dejes llevar por la marea de tu corazón, y si es necesario ajusta tus velas...
Un beso

Francisco Ortiz dijo...

Bello poema, muy bien ilustrado.

auroraines dijo...

Hola Francisco, gracias a vos por tu visita, tengo que ir a conocer tu blog.
Me encanta visitarlos y me voy enriqueciendo en cada nueva entrega que hacen.
Saludos
Inés

RosaMaría dijo...

Me reitero en el comentario que puse antes, bellísimo y pleno. Un abrazo