Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

21 de marzo de 2009

OTOÑO




Te recuerdo como eras en el último otoño.


Eras la boina gris y el corazón en calma.


En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo.


Y las hojas caían en el agua de tu alma.


Apegada a mis brazos como una enredadera,


las hojas recogían tu voz lenta y en calma.


Hoguera de estupor en que mi sed ardía.


Dulce jacinto azul torcido sobre mi alma.


Siento viajar tus ojos y es distante el otoño:


boina gris, voz de pájaro y corazón de casa


hacia donde emigraban mis profundos anhelos


y caían mis besos alegres como brasas.




Cielo desde un navío. Campo desde los cerros.


Tu recuerdo es de luz, de humo, de estanque en calma.


Más allá de tus ojos ardían los crepúsculos.


Hojas secas de otoño giraban en tu alma.


Neruda

Fotos: Junín de los Andes
Tierra del Fuego

La primera foto es de un lugar muy querido por Beatriz.
Me pregunto si serán los serbales de Carmencita.
Otoño, mi estación preferida.


6 comentarios:

Sakkarah dijo...

Me encanta Neruda...

La mía es la primavera. Ahor ame toca a mí, jajaja.

Muchos besos.

SUREANDO dijo...

Sí, Inés son los serbales que llevó mi mamá y los que plantó mi padre, hace ya másde 60 años.
Y Neruda,Junín, el otoño,todo... ¡Maravilloso!
Abrazos
Beatriz

Juan Antonio dijo...

EL OTOÑO TRAE CONSIGO LA AÑORANZA Y LOS RECUERDOS, SON DIAS PARA PASER POR LOS PARQUES DE LA CIUDAD, PARA DISFRUTAR DE ESE HERMOSO PAISAJE QUE VA QUEDANDO A NUESTRO PASO. SIN DUDA ALGUNA ES LA ESTACION DEL ROMANTICISMO.

auroraines dijo...

Sakk:
Qué tengas una feliz Primavera!
Pude ver que recibiste rosas.
Un beso

Beatriz:
En cuanto los ví tuve el presentimiento que eran los serbales que plantaron tus padres, los vi en tu blog pero verdes.
Leí lo que escribiste sobre ellos:

"Me gustaría estar siempre en el lugar para responderles:
fué mi madre, los trajo por barco en 1941, los plantó junto con mi padre, para dar belleza y alegría a su casa, para poder sentarse a su sombra.... a la sombra de los serbales
Por eso Carmencita, no viaja sola, lleva consigo 50 serbales que plantará alrededor de su casa envolviéndola con su sombra, con la alegría roja de sus frutos y la frescura de sus ramas."
Ojalá todos plantaran árboles.
Un beso

Juan:
Qué bella descripción del otoño son tus palabras, la más romántica de las estaciones.
Un abrazo

SUREANDO dijo...

Gracias Inés por tomarte la molestia de repetir mis palabras, esa historia es muy simple, pero tan bonita y de tanto significado para mí... plantar árboles y verlos grandes después de tantísimos años.
Un abrazo

auroraines dijo...

Beatriz:
Es que volver y ver que ahí están las cosas que dejaron tus padres o abuelos da un sentido de pertenencia, son parte de tu historia.
Besos