Estoy y camino en tu cielo azul, el rincón del corazón donde todas las noches velo tus sueños, donde cada palpitación es un beso eterno.

Seguidores

26 de junio de 2010

El color de tu alma


Mientras que yo te beso, su rumor
nos da el árbol que mece el sol el oro
que el sol le da al huir, fugaz tesoro
de un árbol que es el árbol de mi amor.

No es fulgor, no es ardor y no es rubor
lo que me da de ti lo que te adoro,
con la luz que se va: es el oro, es el oro,
es el oro hecho sombra: tu color.

El color de tu alma: pues tus ojos
se van haciendo ella, y a medida
que el sol cambia sus oros por sus rojos
y tú te quedas pálida y fundida,
sale el oro hecho tú de tus dos ojos
que son mi paz, mi fe, mi sol: ¡mi vida!



Juan Ramón Jiménez
Pintura: Rob Hefferan


15 comentarios:

reltih dijo...

puro corazón de hombre que sabe amar a la mujer.

Inés dijo...

Un gran amor donde ella es su sol ,)
Un abrazo

SUREANDO dijo...

Precioso Inés,muy lindo.

Y gracias por tu comentario en los premios, te aviso cuando empiezan las votaciones.
Te recomiendo en la categoría "blogosfera" que votes por el blog de Marcelo, "La menor idea" se llama y es sensacional.
Un abrazo

Inés dijo...

Beatriz, es hermoso ser todo para quien amamos.
Voy a visitar el blog de Marcelo más detenidamente, hice una pasada veloz otro día.
No entendí la metodología, yo te voté a blogosfera o estás en otra categoría. También debo profundizar en esto amiga!
Te felicito por tu sitio, me encantó encontrarte SUREANDO!
Mi cariño y un abrazo inmenso
Inés

La sonrisa de Hiperión dijo...

peor que buen gusto tienes para elegir versos...

Saludos y un abrazo.

García Francés dijo...

Con mi cariño, Dª Inés del alma mía...

Un abrazo, amiga.

Sakkarah dijo...

Un gran poeta, aunque esta noe s la poesía que más me gusta de él...

Muchos besos.

Estrella del Mar dijo...

Inés preciosa amiga, paso para saludarte y leer tan lindo poema,

*que el sol cambia sus oros por sus rojos
y tú te quedas pálida y fundida,
sale el oro hecho tú de tus dos ojos
que son mi paz, mi fe, mi sol: ¡mi vida!**

es una delicia de poema, gracias linda amiga por compartir.
Besos y abrazos grandote de tu amiga Lola.

Inés dijo...

La Sonrisa de Hiperión, graciassss!
Un abrazo fuerte

García Francés, me encantó tu explicación, a quienes no miramos los partidos habitualmente se nos pasan esos detalles.
Un beso

Sakkarah, a mí si me gusta ;)
Besos

Inés dijo...

Estrella del Mar, gracias por la estela de cariño que dejas a tu paso
y tu aliento a seguir.
Es un bonito poema directo al alma de quien amás.
Otro beso y abrazo grandote
Inés

Khepri dijo...

Ser el sol de sus días…que mas se puede pedir a quien te ama de esa forma especial.
Besitos princesa.

Xiomara Beatriz dijo...

El sol de un alma es lo más bello que se puede percibir ...y el cuerpo es solo la vestimenta que contiene ese sol que se alimenta de amor y desprende amor ...siempre aciertas en los poemas ... las imágenes y música un placer venir a visitarte ...hermoso Inés amiga te dejo un abrazo

Inés dijo...

Khepri, quien ve tu color, el color de tu alma, nada más se puede pedir.
Besitos

Xiomara Beatriz, ver el alma, el sol, en sus ojos.
Gracias por pasar amiga, debo ir a visitarte.
Un abrazo y beso

Nogard dijo...

Lo más sublime en la persona amada. El sol que ilumina al árbol...
Pasión impregnada.

Saludos.

Inés dijo...

Nogard, el oro de su alma que ves en sus ojos, pasión impregnada en un beso.
Saludos